Reichenbach / Fils, a 05-03-2011

Nueva termoselladora para la industria farmacéutica, alimentaria y de plásticos

 


Sellado de primera calidad de productos sensibles.

 

La empresa de sistemas de embalaje KOPP situada en Reichenbach/Fils presenta la serie de termoselladoras K600 para un sellado de calidad de bolsas grandes y anchas de plegado lateral y de fondo plano. De esta manera, los productos a granel muy sensibles pueden embalarse y protegerse de las influencias ambientales y mecánicas.

Las bolsas termosellables, fabricadas con materiales consistentes y resistentes, son la solución óptima de embalaje para los productos sensibles a granel. De todas formas, resulta difícil sellar estas bolsas con las termoselladoras habituales y sobre todo de forma hermética. El motivo es el grosor del material y las elevadas fuerzas de retorno. Para las aplicaciones en las que la calidad de la unión es prioridad máxima, KOPP presenta la serie de termoselladoras K600. KOPP soluciona los "problemas de las bolsas" mediante una fuerza concentrada: los rieles de sellado se mantienen a una temperatura constante de hasta 260° C y generan una elevada fuerza de sellado. El resultado es evidente: uniones de sellado con ranuras longitudinales de 600 mm de longitud, 15 mm de ancho, altamente estables y herméticas. La serie K600 está disponible en tres variantes: la termoselladora K600 FL para bolsas de fondo redondo y plano, la K600 SF para bolsas de plegado lateral y la K600V para bolsas de fondo plano con aspiración de aire para reducir el volumen. Se pueden utilizar materiales termosellables, láminas recubiertas de aluminio o papel, así como materiales con recubrimientos de fusión en caliente. Opcionalmente, se puede añadir una línea de fijación y refrigeración y un dispositivo de absorción de gas.

Caracteres imprimibles de texto: 1.360

Adaptable.
La termoselladora K600 puede adaptarse con facilidad a los materiales más variados

La K600 permite ajustar la temperatura y el tiempo de sellado de forma individual. El ajuste se realiza mediante un indicador de temperatura digital, que muestra los valores teóricos y reales incluidos los límites de alarma ajustables para la temperatura de sellado. Por motivos de seguridad sólo podrá iniciarse un ciclo, si la temperatura real se encuentra dentro de los límites establecidos. Un temporizador digital se encarga de mantener el tiempo de sellado correcto.

Ampliable.
La termoselladora K600 crece con las tareas que se le asignan.

Con la línea opcional de refrigeración y fijación se puede refrigerar bajo presión la unión de sellado. Esto es recomendable para bolsas plegables, bolsas con recubrimientos de fusión en caliente o bolsas con una elevada fuerza de retorno. Si se utiliza la aspiración de aire disponible de forma opcional se aspira el aire residual mediante un sistema de eyectores. Este método es idóneo para reducir el volumen, en el caso de que las bolsas deban colocarse en palés más adelante, en cajas de bolsas o cuando deba reducirse el contenido de oxígeno de la bolsa. Asimismo, hay disponible un dispositivo de absorción de gas. Después del proceso de aspiración es posible realizar una absorción de gas de retorno con un gas protector como nitrógeno o dióxido de carbono.

De uso diario
La termoselladora K600 es robusta y fácil de manejar y limpiar

Para que la serie K600 sea fácil de utilizar, los proyectistas de KOPP han integrado diferentes detalles prácticos: interruptor de pie eléctrico, protección contra combustión de macrolón transparente, agujas de entrada para una introducción más sencilla de la bolsa (excepto la K600V), así como rieles de sellado de apertura y cierre automático. La K600 está montada en un carro móvil y todas las ruedas disponen de freno de estacionamiento. La K600 se fabrica con una carcasa de acero inoxidable, un bastidor de aluminio e insertos de macrolón. El sistema eléctrico se encuentra en una caja de distribución protegida de las salpicaduras (IP 54). Los rieles de sellado de acero y recubrimiento iónico de PTFE garantizan una larga vida útil.